viernes, 3 diciembre 2021
AHSA y ASE proponen la renaturalización de la red de azarbes y acequias de la huerta tradicional 6
Municipios Actualidad Cultura y Sociedad

AHSA y ASE proponen la renaturalización de la red de azarbes y acequias de la huerta tradicional

  • Presentan propuestas al Plan de Gestión del Riesgo de Inundación de la Confederación Hidrográfica del Segura

Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) y Amigos de Sierra Escalona (ASE) han propuesto a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), en sus aportaciones al Plan de Gestión del Riesgo de Inundación (PGRI) de la demarcación, la renaturalización de la red de azarbes y acequias de la huerta tradicional de la Vega Baja, la restauración ecológica de los humedales de los Saladares de Arneva y de la Albufera de la Glea y actuaciones de restauración hidrológico-forestal en la parte alicantina de la demarcación.

Son tres de las quince presentadas 

Son tres de las quince aportaciones que ambos colectivos trasladaron a la CHS en el plazo de consulta del PGRI, y que esperan se tengan en cuenta en el plan que se termine aprobando.

Una de las actuaciones del plan propone ampliar y adaptar la red de drenaje de riego actual (acequias y azarbes), con un coste de 100 millones de euros, para mejorar su capacidad de desagüe, proponiéndose también su interconexión. Lo que los ecologistas proponen añadir es que esa ampliación y adaptación, que consideran muy necesarias tras el sistemático proceso de reducción de anchura, artificialización e incluso entubamiento que denuncian que ha sufrido esta histórica red de drenaje, se lleve a cabo con criterios de renaturalización que devuelvan a azarbes y acequias su condición, en gran parte perdida, de hábitat natural y de cauces de vida.

AHSA y ASE no entienden que se hayan desentubado azarbes para posteriormente cementar sus márgenes (como ha ocurrido con los azarbes del Acierto y de Los Vidales y como podría ocurrir con el azarbe del Señor) existiendo la alternativa de recuperar su morfología original de tierra con vegetación de ribera (fundamentalmente carrizo) que contribuye a su integración paisajística y a configurar corredores verdes entre la huerta tradicional y humedales como El Hondo, El Hondo de Amorós y la Desembocadura del Segura.

Además, piden que las actuaciones se proyecten de modo que no se elimine arbolado de interés vinculado a los azarbes o a las acequias, como la ocurrida en el desentubamiento del azarbe de Los Vidales.

En segundo lugar, piden que el PGRI incorpore actuaciones de restauración ecológica de humedales que han sido objeto de intensos procesos de degradación y destrucción durante las últimas décadas, mencionando dos humedales históricos de Orihuela que proponen que sean objeto de restauración ecológica: los Saladares de Arneva y la Albufera de la Glea, esta última asociada a la desembocadura del río Nacimiento.

AHSA y ASE señalan a la CHS que también han trasladado propuestas en ese sentido al Ayuntamiento de Orihuela, propuestas que esperan que sean bien acogidas y que puedan contar con el apoyo e impulso de la CHS. Consideran que la recuperación de la funcionalidad de dichos humedales puede jugar un papel positivo como elementos naturales de retención del agua en el ámbito de dos de las áreas de riesgo potencial significativo de inundación que el PGRI identifica en la Vega Baja, ayudando a la reducción de las escorrentías superficiales, debiéndose además integrar la restauración ecológica de la Albufera de la Glea en la actuación proyectada de restauración fluvial del río Nacimiento.

Por último, critican que el PGRI no contemple actuaciones de restauración hidrológico-forestal en la parte alicantina de la demarcación y consideran que dichas actuaciones son necesarias en espacios forestales – como sierra Escalona o las sierras de Callosa, del Agudo o de Albatera – ligados a áreas de riesgo a fin de reducir de forma sostenible las escorrentías que causaron graves daños durante la DANA de 2019. Medidas de restauración que piden que se basen en la restauración ecológica, utilizando especies autóctonas y evitando errores del pasado como los aterrazamientos y la introducción de especies exóticas o poco adaptadas al clima semiárido. Señalan además que la incorporación de este tipo de actuaciones al PGRI puede hacer innecesarias las zonas de laminación propuestas en distintas sierras protegidas por la Red Natura 2000 o justificar su redimensionamiento a la baja reduciendo su impacto.

Noticias relacionadas

La CHS ejecutará un proyecto en el río Segura aguas abajo de Rojales para eliminar el cañaveral

Elisa Gil

Un joven resulta herido en un accidente de tráfico en Callosa

Elisa Gil

Magma Comedy organiza una noche de humor en favor del CEE Antonio Sequeros

Elisa Gil

Dejar un comentario

* ONDA COSTA SL y RADIO ORIHUELA SLU como corresponsables del tratamiento de sus datos con la finalidad de gestionar sus comentarios en los reportajes/noticias o responder a su consulta, estando legitimados por su consentimiento expreso. Tiene derecho a Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación de los datos y otros derechos. Para más información visita nuestra Política de Privacidad

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación, obtener información de estadísticas, finalidad comportamental y de publicidad así como compartir nuestro contenido en redes sociales. Necesitamos su consentimiento para instalar nuestras cookies, en su caso puede revocar el mismo o cambiar de preferencias. Para más información sobre las cookies que utilizamos, lea nuestra Política de Cookies Acepto Más configuración

Política de Cookies