sábado, 2 julio 2022
Cultura y Sociedad Orihuela

El palacio de Orihuela en el que el rey emérito Juan Carlos I durmió una noche

Esta es una de las curiosidades que se esconde entre las cuatro paredes del Palacio del Marqués de Rafal en Orihuela

El historiador y ex director de la Biblioteca Pública Fernando de Loazes y del Archivo Histórico de Orihuela, Javier Sánchez Portas, atiende a Vega Baja Digital para profundizar en la historia del Marqués de Rafal, Don Alfonso Pardo Manuel de Villena. El historiador también describe en este medio cómo es la residencia que habitó este marqués, un espectacular palacio de 1.000 metros cuadrados de superficie, ubicado en la Plaza Ramón Sijé y también destaca el valioso Archivo Histórico del Marqués con miles de documentos, resguardados en dicho Palacio.

El historiador Javier Sánchez Portas, en el interior del palacio del Marqués de Rafal

– Pregunta. Para quien no conozca quién fue el Marqués de Rafal, ¿cómo le convencería de que fue una persona importante?

Respuesta. Los títulos nobiliarios se conceden por el rey y van pasando de padres a hijos desde la concesión hasta la actualidad. Cuando uno de estos nobles no tiene sucesión pasan a otro familiar que tenga derecho al título.

El marquesado de Rafal se concede en 1636 a Jerónimo Rocamora y Thomás y la Grandeza de España, cubrirse ante el rey, se le concede en 1798 la VIII marquesa Antonia Fernández de Heredia Bazán y Rocamora que también ostenta el título de Condesa de la Granja de Rocamora.

A comienzos del siglo XX la Condesa de Vía Manuel, Condesa de la Granja de Rocamora, Marquesa de Rafal y Marquesa de la Puebla de Rocamora, Isabel Manuel de Villena, cede a su hijo Alfonso Pardo Manuel de Villena el título de Marqués de Rafal; ella vivía en el actual Palacio del Conde de la Granja en la Plaza de Vía Manuel, por lo que su hijo adquiere en 1901 un edificio en la actual Plaza de Ramón Sijé y lo transforma en su residencia en Orihuela, realizando diversas reformas y ampliaciones del edificio, la principal es la remodelación de la fachada en 1927 y la adquisición de un antiguo granero del Duque de Pinohermoso que hacía esquina con la actual Plaza de Santa Lucía y que se incorpora al palacio para utilizar el bajo como cochera y la primera planta como biblioteca. Procedente de su casa en Benferri traslada la portada a este edificio y está colocada en el acceso a la planta noble, se trata una obra de cantería del siglo XVIII con un precioso escudo nobiliario. También hay suelos de mediados del siglo XIX de cerámica valenciana, magníficas rejerías y espacios emblemáticos.

– Por lo que dice, el Marqués de Rafal provenía de una familia adinerada y con grandes propiedades…

Don Alfonso Pardo Manuel de Villena estudió Derecho y por su condición de Grande de España fue miembro de la Real Academia de la Historia, además de Gentilhombre de Cámara de Alfonso XIII. También fue un gran propietario de inmuebles en Madrid, entre los que se encuentra un palacete que construye de nueva planta en torno a 1914 y que actualmente es sede de la Embajada de Bélgica en España. Es una de las personalidades más influyentes de la primera mitad del siglo XX y fue el primer comisario de aguas del río Segura, por nombramiento real, antes de que se creara la Confederación Hidrográfica del Segura. Por este motivo pasaba grandes temporadas en el Palacio de Orihuela y fue uno de los fundadores del Patronato Artístico de Orihuela, donde ocupó la Presidencia de Honor de la institución.

Los títulos de Marqués de Rafal y Marqués de Valdesevilla pasan en 1957 a su hijo mayor, Fernando Pardo Manuel de Villena y Egaña y al morir éste sin sucesión, en 1977, pasan a su sobrino Santiago Pardo Manuel de Villena, fallecido en 2013.

Don Santiago fue durante varios años Secretario de la Diputación de la Grandeza de España, Presidente de la Asociación de Amigos de Orihuela y Presidente de la Asociación de Casas Históricas y Singulares.

La importancia de los Rocamora en la comarca es impresionante porque son los fundadores del pueblo de Rafal y poseedores de diversos señoríos en Benferri, Benejúzar, Granja de Rocamora, etcétera y tener una gran cantidad de tierras de huerta y de secano, además de importantes palacios, como el primitivo de Rafal que estaba situado en Orihuela, en la calle del Hospital y que ocupaba todo el terreno de la actual Plaza de la Salud hasta  la Plaza de Santiago, inmenso edificio que lindaba con la ribera del rio Segura. Posteriormente reforman en 1757 la antigua casa del Señorío de Benferri, en la actual plaza de Vía Manuel, que se transforma en el Palacio de Rafal y que actualmente ocupan los Condes de la Granja de Rocamora. Posiblemente los Rocamora y sus descendientes son la familia más rica y poderosa de todo el Bajo Segura a lo largo de la Historia Moderna.

Como ya he señalado la importancia de esta familia y su vinculación con la salvaguarda del patrimonio son un buen ejemplo que deberíamos seguir los oriolanos y la ciudad nombró Caballero Cubierto a muchos de los miembros de la estirpe, e incluso don Santiago Pardo Manuel de Villena fue nombrado Glosador del Pregón de Semana Santa y con él mantuve una larga amistad, desde finales de los años setenta del siglo pasado, cuando todavía no ostentaba el título de Rafal, pero sí el de Marqués de Villa Alegre de Castilla.

Don Alfonso Pardo Manuel de Villena, Marqués de Rafal

¿Alguna curiosidad que envuelva el Marquesado de Rafal y su palacio en Orihuela?

Como anécdota estaba yo reunido con el Marqués de Rafal (en ese momento don Santiago Pardo Manuel de Villena, nieto de Alfonso, era el Marqués) cuando un sábado por la noche comenzaron a derribar el Palacio del Inquisidor, en principio pensamos que era una parte añadida al edificio que se había construido en los años 40, pero ante la magnitud del derribo el Marqués llamó a la policía y se paralizó el desastre sin que llegara la pala a la portada, balcones y escudo del siglo XVIII, pero era una cacicada y un pelotazo más de unos nefastos políticos y constructores que por desgracia nos han gobernado muchos años.

Otra curiosidad es que en este palacio durmió el rey emérito, don Juan Carlos, en 1958, firmando con tinta verde en el libro de honor como Príncipe de Asturias, título que nunca ostentó. Y por ese motivo en la entrada principal del palacio hay una cadena como símbolo de que fue estancia de un futuro rey.

– Para alguien que no conozca cómo es el palacio del Marqués de Rafal y solo lo haya visto la fachada exterior o incluso desconozca totalmente que esa construcción señorial es el palacio del Marqués de Rafal, ¿cómo les explicaría lo ostentoso o grande que es y cómo están estructuradas sus estancias?

Un edificio de bajo y dos plantas, de 1000 metros cuadrados de superficie con un jardín de más de 200 metros y más de 2000 metros construidos, situado en pleno Centro Histórico de Orihuela creo que no pasa desapercibido para nadie, sus 16 balcones en la planta noble y 11 ventanas en la segunda planta, su escudo esquinero y sus grandes escudos en las portadas de acceso a la escalera principal y su puerta a la zona de servicio y jardín. Su situación entre la Plaza de Ramón Sijé, donde también se encuentra la Biblioteca Pública “Fernando de Loazes” y Archivo Histórico, la calle de la Feria y la Plaza de Santa Lucía, donde están los Juzgados, hacen que diariamente sea contemplado por multitud de personas.

En la planta baja se encuentran las cocheras y tres viviendas para el servicio, además del despacho y capilla. En la primera planta todos los salones que dan a fachada se van comunicando uno con otro desde un extremo al otro del palacio, son los salones de recibir, mientras que en las habitaciones que dan al jardín interior se sitúan las zonas más íntimas: cocinas, comedor, sala de estar y algunos dormitorios. La segunda planta son todo habitaciones y baños para cada una de ellas. En varias estancias hay magníficas chimeneas de mármol y todavía en algunas se conservan los pavimentos originales de cerámica valenciana de mediados del siglo XIX. Incluso conserva algunas puertas del siglo XVII, XVIII y XIX que son magníficas.

Escudo de los Rocamora en una de las chimeneas del Palacio del Marqués de Rafal

El escudo esquinero con lleva la capa de armiño que ostentan los Grandes de España en sus armas, en el centro está el escudo parlante de los Rocamora y va rematado sobre la corona por un ala con garra y espada, emblema de los Manuel de Villena, descendientes del Infante don Juan Manuel.

– En cuanto al Archivo Histórico del Marqués de Rafal, ubicado en ese edificio, ¿por qué es tan importante que sea conservado este tipo legado documental?

Los Archivos son para la historia como la memoria para un ser humano, es lo que nos hace saber quiénes somos y qué hemos aprendido durante nuestra vida. Si no tuviéramos documentos sería como si sufriéramos un ataque de amnesia.

Creo que el Archivo es el mayor reflejo de la importancia del Marquesado de Rafal y de toda su historia, en él se pueden encontrar miles de documentos de sus posesiones, de sus herencias, de sus pleitos, de los colonos y arrendadores de sus tierras, de sus relaciones con el resto de la nobleza y es en definitiva el mejor lugar donde poder estudiar su importancia para la Comarca del Bajo Segura.

Es más, en 1826 el entonces Marqués de Rafal adquiere 89 registros o protocolos notariales a tres descendientes de notarios oriolanos, pagando por ellos la nada despreciable suma de 6.400 reales de vellón y que van del siglo XVI al siglo XIX y son un tesoro para poder investigar las diferentes escrituras de la época, como ejemplo citaré la venta, a mediados del siglo XVIII, de la imprenta que había en el Seminario al impresor José Alagarda, donde se incluye la licencia del Obispo Gómez de Terán para la enajenación, pero esa es una de las miles de escrituras que contienen esos voluminosos tomos encuadernados en pergamino con miles y miles de documentos que son únicos para estudiar diferentes aspectos históricos de la Comarca.

Como curiosidad hay una investigadora de Alicante que lleva ya dos años esperando la compra del Archivo para poder leer una partición de bienes de sus antepasados, de 1812, que es fundamental para ella poder seguir con sus investigaciones.

– ¿Cómo valora usted que la Generalitat Valenciana haya iniciado el procedimiento para adquirir tanto el Palacio como el Archivo del Marqués?

Creo que es muy importante que la Generalitat Valenciana y por especial empeño de su Presidente se adquiera el inmueble y posibilite la conservación del edificio y la apertura a los ciudadanos, la verdad es que todo se inició por la adquisición del Archivo, pues su pérdida hubiera sido irreparable, pero que además se compre el inmueble creo que supone un cambio en la política del patrimonio cultural de la Generalitat hacia nuestra tierra, porque el Palacio está en Orihuela, pero nos sirve de vínculo con el pueblo de Rafal y con los restantes señoríos que poseyó la familia.

Desgraciadamente hace unos años, aunque fueran de crisis económica, Orihuela perdió el legado de Miguel Hernández, el oriolano más universal y el que mayor renombre ha dado a la ciudad en toda su historia. Ahora, aunque no sea comparable con aquello se observa un cambio de actitud de Valencia con Orihuela, de una actitud pasiva a un interés por nuestro legado cultural y nuestra historia como capitalidad histórica del antiguo Reino de Valencia.

El mayor valor será la recuperación de un inmueble, el trabajo que pueda suponer para los habitantes de la zona, el poder sentirnos orgullosos de nuestro patrimonio y la posibilidad de poder estudiar un patrimonio que está en Orihuela pero que es de todos, pues como bien público a todos ha de servir.

El valor económico y los usos del inmueble no me corresponde a mí el comentarlos, deberán ser personas más autorizadas las que puedan dar esa información, pero yo como oriolano amante de su patrimonio y de su historia me siento inmensamente feliz de esta compra.

Noticias relacionadas

III Pregón Orihuela, Orgullo de Cultura

Octavio Asencio

Informe del Vega Renhace: el semestre más lluvioso en Orihuela y Torrevieja en 42 y 73 años

Octavio Asencio

Accidente mortal en la A7 a su paso por Orihuela

Elisa Gil

Dejar un comentario

* ONDA COSTA SL y RADIO ORIHUELA SLU como corresponsables del tratamiento de sus datos con la finalidad de gestionar sus comentarios en los reportajes/noticias o responder a su consulta, estando legitimados por su consentimiento expreso. Tiene derecho a Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación de los datos y otros derechos. Para más información visita nuestra Política de Privacidad

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación, obtener información de estadísticas, finalidad comportamental y de publicidad así como compartir nuestro contenido en redes sociales. Necesitamos su consentimiento para instalar nuestras cookies, en su caso puede revocar el mismo o cambiar de preferencias. Para más información sobre las cookies que utilizamos, lea nuestra Política de Cookies Acepto Más configuración

Política de Cookies