sábado, 13 julio 2024
- Publicidad -
AlbateraPolítica

La Conselleria declarará el campo de concentración de Albatera como Lugar de la Memoria Democrática

La Generalitat ha iniciado el procedimiento para lograr esta declaración y, además, destina 100.000 euros para poner en marcha un Centro de Interpretación en Albatera

La Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática ha iniciado el procedimiento para declarar el campo de concentración de Albatera como Lugar de la Memoria Democrática Valenciana, espacio ubicado en el término de San Isidro (Alicante).

Una vez concluido el trámite, Albatera pasará a formar parte del Catálogo de Lugares e Itinerarios de la Memoria Democrática de la Comunitat Valenciana.

La consellera de Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, ha señalado que desde el Gobierno valenciano «continuamos avanzando en políticas de memoria, justicia y reparación».

La Conselleria de Calidad Democrática destina 100.000 euros para poner en marcha un Centro de Interpretación en Albatera, cuantía prevista en los primeros presupuestos participativos de la Generalitat.

Para Pérez Garijo, declarar este espacio de la memoria en estos terrenos que durante muchos años no tenían nombre, «es fundamental para que las personas que se desplacen hasta Albatera puedan conocer qué es lo que ocurrió, como garantía de no repetición».

A través de esta resolución se suspende cualquier intervención que pudiera poner en peligro los valores del bien, así como las licencias municipales de parcelación, edificación o demolición, así como la eficacia de las que hayan podido otorgarse sobre el lugar.

Una vez instruido el procedimiento la declaración e inscripción será acordada mediante resolución de la consellera de Calidad Democrática.

Centro de Interpretación

En los terrenos del antiguo campo de concentración se ubicará un ‘Centro de Interpretación de la Memoria’ para explicar lo que ocurrió y crear un espacio que «sirva para la reflexión y para no olvidar uno de los episodios más tristes y lamentables de nuestro pasado reciente», ha afirmado Pérez Garijo.

La consellera de Calidad Democrática ha señalado que este espacio «debe ser protegido como lugar de la memoria a fin de su debida recuperación, señalización e interpretación, como homenaje y dignificación de las víctimas a la vez que como defensa y reivindicación de la cultura democrática, de la convivencia y los derechos humanos».

Entre abril y noviembre de 1939 el campo de concentración de Albatera, antiguo campo de trabajo durante la II República que alojaba a los condenados por sentencia judicial, se utilizó como centro de clasificación de prisioneros y prisioneras donde fueron a parar, entre otros, todos aquellos que no pudieron exiliarse en el Stanbrook, uno de los últimos barcos que partió desde el puerto de Alicante con refugiados de la zona republicana al finalizar la Guerra Civil. El campo funcionó como lugar de detención, y de identificación, clasificación y redistribución de prisioneros todavía sin juzgar.

El 11 de abril de 1939 quedó constituido oficialmente el Campo de Concentración de Albatera. En este espacio fueron represaliados mediante privación de libertad, vejaciones, torturas y asesinatos, un elevado número de víctimas de diferentes municipios de la Comunitat Valenciana y de otras localidades del territorio nacional.

Se clausuró siete meses después, el 27 octubre 1939. Durante este período se calcula una ocupación de 15.000 a 20.000 reclusos y un número todavía indeterminado de muertes por enfermedad o inanición, así como por actos violentos y asesinatos.

Hallazgos recientes

Tras el cierre del campo, se produjo una profunda transformación del lugar y desaparecieron la mayoría de los rastros visibles de la presencia del campo de concentración. Las tierras fueron posteriormente ocupadas y todos sus indicios quedaron enterrados, como si el campo de concentración nunca hubiese existido.

Las intervenciones arqueológicas, impulsadas desde la Conselleria de Calidad Democrática y el Ayuntamiento de San Isidro desde 2020, han sacado a la luz importantes hallazgos como la cimentación de un barracón de 60 metros de longitud por siete de ancho, latas de sardinas y botes de lentejas, además de platos, restos de vidrio, objetos de los presos, desperdicios y una fosa séptica.

A su vez, el equipo de arqueólogos ha encontrado munición que empleaba el ejército franquista, mucha de ella percutida, lo que implica que se dispararon fusiles dentro del campo y, por tanto, se realizaban fusilamientos.

El grupo de trabajo ha realizado dos campañas sobre un terreno que cuenta con una superficie de 12 hectáreas, una en 2020 y otra en 2021. También se ha empleado una máquina para realizar sondeos dirigidos a encontrar la fosa común que todavía no ha sido hallada, trabajos que continuarán en la campaña de 2022.

La Conselleria de Calidad Democrática ha destinado un total de 25.600 euros en 2021 a dos proyectos relacionados con el campo de concentración de Albatera.

- Publicidad -

Noticias relacionadas

Gran despliegue aéreo y terrestre para extinguir un incendio en un palmeral de Albatera

Elisa Gil

El PSOE critica la falta de promoción municipal de las Fiestas de la Reconquista y de Moros y Cristianos

vegabajadigital

El PSOE comarcal denuncia la eliminación de ayudas para la mejora de carreteras en la Vega Baja, mientras el PPCV defiende su gestión

vegabajadigital