Actualidad Cultura y Sociedad Orihuela

Las ruinas de la industria molinera de Orihuela

En riesgo los pocos molinos que quedan en la ciudad por su mal estado

El mal estado del Molino de Riquelme, el último molino que queda en el casco urbano de Orihuela y de los últimos que se aprecian en todo su término municipal, preocupa a la Asociación de Amigos del Castillo de Orihuela, amantes del patrimonio de la capital de la Vega Baja. Según la lista de Bienes de Relevancia Local, hay dos molinos más en la pedanía de Torremendo, aunque uno de ellos aparece como «desaparecido»; y por otro lado, el Molino de la Ciudad. Son los restos de lo que, en siglos anteriores, había sido una de las claves de Orihuela: su industria molinera. Las actas del archivo municipal de Orihuela hablan de presencia de molinos en el siglo XIV y hasta bien entrado el siglo XX.

El Molino de Riquelme se encuentra ubicado en el barrio de San Pedro, por el Puente del Rey en dirección a la calle Obispo Rocamora en el lado izquierdo. «Es súper interesante por sus ruedas de fuera o por el interior, también se aprecia una placa en conmemoración a una persona que, al parecer, hizo algún donativo porque además está ubicado en la parte más baja e inundable de la ciudad», explica Juan Ignacio Caballero, presidente de la Asociación de Amigos del Castillo de Orihuela, quien señala que «parece ser que se ha reconstruido a lo largo de su historia y tiene un edificio adyacente que creo, por lo que he podido saber, se trataba de una fábrica de pimentón y se cuenta que los trabajadores al terminar la jornada salían de allí de color rojo por el pimentón».

Molino de Riquelme en 2020 / Amigos del Castillo de Orihuela

En 2020, la asociación compartió imágenes de este molino donde se puede ver que el techo estaba a punto de ceder. Hace un mes y medio aproximadamente, «parece ser que hubo un incendio en el interior y el techo ha cedido, las vigas están tiradas, la imagen es triste porque es una pena que se pierda esto, el poder conservar el último molino que queda en el casco urbano de la ciudad», lamenta Caballero.

Orihuela ha tenido una importante industria molinera y mantiene gran patrimonio medieval pero su conservación peligra

Por lo que respecta a los otros molinos mencionados, a juicio de la asociación, el Molino de la Ciudad es el más importante de todos, ubicado cerca de los tubos del trasvase. «Es una obra impresionante, un bien inmueble enorme por sus dimensiones y por su puente de sillería, que no sé además si es el último que queda en Orihuela. Tiene también un sistema de azudes para elevar el nivel del agua», ha detallado Juan Ignacio y se ha detenido en los azudes: «Quiero recalcarlo porque son un patrimonio de la ciudad. En el centro tenemos una obra de ingeniería medieval que por lo menos, en 2017, Servicios Territoriales de Cultura tenía todavía sin inventariar. Y es uno de los pocos hitos medievales que quedan a la vista desde el Puente de Levante como es el sistema de azudes que todavía da servicio a lo que es la comarca y en concreto con el Molino de la Ciudad, que hace poco entró a la lista roja debido al estado de conservación porque también corre peligro de desaparecer».

¿Qué se puede hacer para evitar la desaparición del Molino de Riquelme? Juan Ignacio asegura que se puede restaurar pero «otra cosa es que se le dé utilidad dado que no hay suficiente presión de agua en casi todo el año como para que tenga utilidad». Plantea la opción de rehabilitarlo con algún proyecto, como Centro de Interpretación dada la importancia histórica de los molinos en Orihuela. . Pero para ello, habría que hablar con la propiedad, ya que es una concesión administrativa porque está en suelo público. En este caso, ¿de quién sería competencia restaurarlo entonces? Caballero nos confirma que «es un tema complejo porque aquí en Orihuela siempre tenemos este debate cuando hay algún tipo de bien inmueble con cierta relevancia histórica o artística siempre dicen que Orihuela acaba perdiendo el patrimonio y que esto lo tiene que arreglar el propietario. Pero a lo mejor al propietario no le interesa desde el punto de vista económico porque son obras muy complejas y elevadas. Hacerle frente además en época de crisis es un tema bastante delicado. Al final siempre acaba acudiendo la administración pública al rescate, que no sé si va a ser el caso o no. Pero por lo menos ponemos el debate encima de la mesa para intentar que no se pierda».

La Asociación Amigos del Castillo de Orihuela, muy activa en su página de Facebook, defiende la vista clásica que todo el mundo tiene en mente de Orihuela: «La vista desde el Puente de Levante que se ve todo el casco histórico, resaltando el patrimonio episcopal como la torre de la Catedral y la de Santa Justa, la sierra, el seminario, el río , los azudes, esa vista que tenía la gente en mente estaba llena de molinos. En concreto, a finales del siglo XIX y principios del siglo XX había tres molinos en esta imagen, uno era el molino de Cox en el margen derecho; otro era el Molino de Riacho en la izquierda donde estaba el cine Riacho, de este molino que era muy grande se conservan fotos y más para la parte del puente, estaba el Molino del Deán de la catedral, de este todavía hay pinturas en las que se ve. Estaban ubicados en puntos estratégicos para aprovechar la energía hidráulica, apoyados por los azudes. Hoy en día el azud lo que hace es desviar el cauce del río». Esta gran cantidad de molinos con la que contaba Orihuela hacían de ella una industria molinera bastante importante.

Noticias relacionadas

Callosa anuncia la próxima apertura de preinscripciones de su Escuela de Verano

Octavio Asencio

Incendio junto a las vías del tren en Callosa

Elisa Gil

La CHS propone realizar un desembalse hidrológico de 215 hm3 para lo que queda de año

Elisa Gil

Dejar un comentario

* ONDA COSTA SL y RADIO ORIHUELA SLU como corresponsables del tratamiento de sus datos con la finalidad de gestionar sus comentarios en los reportajes/noticias o responder a su consulta, estando legitimados por su consentimiento expreso. Tiene derecho a Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación de los datos y otros derechos. Para más información visita nuestra Política de Privacidad

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación, obtener información de estadísticas, finalidad comportamental y de publicidad así como compartir nuestro contenido en redes sociales. Necesitamos su consentimiento para instalar nuestras cookies, en su caso puede revocar el mismo o cambiar de preferencias. Para más información sobre las cookies que utilizamos, lea nuestra Política de Cookies Acepto Más configuración

Política de Cookies