viernes, 2 junio 2023
- Publicidad -
ActualidadOrihuelaPolítica

OPINIÓN | La prohibición de inaugurar no afecta a Ximo Puig ni a sus gobiernos

Columna de opinión de Rafael Almagro, portavoz del PP y concejal en el Ayuntamiento de Orihuela

Recordarán los oyentes que hace unas semanas alertamos a la ciudadanía del posible uso indebido del palacio del Marqués de Rafal, al carecer de licencia de actividad alguna que fuese la propia de su uso como vivienda. Sin embargo, la misma Generalitat Valenciana, saltándose su propia normativa, realizaba actividades que no estaban permitidas, tales como exposiciones, visitas turísticas con guía, conciertos, etcétera.

Nos consta que ya se han puesto manos a la obra y tramitan la debida licencia, algo que de haber hecho el primer día ya estaría más que solucionado y a fecha de hoy estarían utilizando el edificio para aquello que se pretendía.

Sin embargo, hablar de Generalitat Valenciana y de Orihuela es hablar de cosas hechas a medias o no hechas. La mayoría siguen siendo anuncios para el año que viene. Ocho años esperando y siguen prometiendo cosas para el año que viene, cuando ya es más que posible que no estén. Ese es el resultado de la gestión, hasta ahora solo zarandajas.

Un Palacio que no tiene uso, un asilo que no tiene uso, y un Plan Renhace que no nos cansaremos de repetir que no nace. Después de ocho años sin hacer ni un solo colegio y el primero que van a hacer será con barracones. Después de esperar a la construcción del segundo centro de salud en la costa de Orihuela, nos prometen una ampliación del que ya tenemos. Y el desastre que nos han dejado en el hospital de la costa, en Torrevieja.

Este Ximo Puig que nos visita tan a menudo siente que puede perder las próximas elecciones y, cosa curiosa para él, las puede perder precisamente en la Vega Baja. Porque no olvidemos que este Ximo Puig que viene con piel de cordero, es el presidente de un gobierno que nos impone día tras día el catalán como idioma, haciendo que encuentre un puesto de trabajo de funcionario en nuestra tierra un catalán antes que uno de aquí de la propia Vega Baja.

Si, como decía al principio, hace días denunciamos el incumplimiento de las leyes por parte de nuestros dirigentes con motivo del Palacio del Marqués de Rafal, ahora nos tocará denunciar nuevamente a este gobierno que está empecinado en vulnerar las normas, las que ellos mismos han aprobado, para ser más exactos y ridículo.

Les han entrado las prisas y pese a que una reciente ley valenciana lo prohíbe, se han lanzado a las inauguraciones. Obviamente, y como no hay nada que inaugurar porque está todo sin comenzar, se ponen las primeras piedras, o se asiste a la firma de las actas, o se cortan cintas rojas sobre edificios que ya estaban en uso, o se visitan las obras que ya deberían estar hechas hace muchos años, como las de la ampliación del Instituto Thader (que de nuevo aprovecharé para decir que únicamente corresponde agradecer algo al gobierno del Partido Popular en Orihuela) o la limpieza de la desembocadura del rio, tan reclamada a lo largo de estos últimos años y que se ha dejado para última hora como todo, por electoralismo.

Precisamente, el Instituto Thader es una de las obras que nos costará un millón de euros más en sobrecostes debido a la labor de entorpecimiento que ejercieron los del Centro Liberal Renovador, también conocidos como Ciudadanos, ya que de haber colaborado lo más mínimo con la expropiación y con el Plan Edificant, muchas de las actuaciones ya estarían acabadas y por un precio mucho más económico.

Nos faltaba el fiasco de cambio de ubicación de la Ciudad Deportiva. Carolina Gracia fue incapaz de decir nada sobre ello pese a las demandas de los deportistas durante la gala de los premios Fortius, ni siquiera un “estamos en ello”, y cuatro meses después viene al pleno a decir que tiene un sitio nuevo y que no sabe nada más. Muy bien. Y, por si faltaba poco, las instalaciones de Molins se le han atragantado y es incapaz de terminarlas, con todo un año por delante. Qué pena. Otro año más sin presupuesto.

No hay presupuesto, pero, por lo menos, parece que tenemos dinero para gastar en publicidad en las vallas de carretera, aunque para ahorrar parece que comparten el estilista tanto “Aix El Futuro empieza Hoy” como “Carol la Imparable.” Parecen participantes de un combate de Lucha Libre, pero no, son alcaldesa y aspirante al título. 

Ojalá el combate se resuelva con la descalificación de ambos por tongo antes de su celebración.

- Publicidad -

Noticias relacionadas

López-Bas deja sus cargos orgánicos en Cs por no ir al 23J: «El mal resultado no es excusa»

Elisa Gil

Las lluvias de mayo aumentan 18 hm3 los embalses de la cuenca del Segura

Octavio Asencio

El paro en la Vega Baja desciende por tercer mes consecutivo

Elisa Gil

Dejar un comentario

* ONDA COSTA SL y RADIO ORIHUELA SLU como corresponsables del tratamiento de sus datos con la finalidad de gestionar sus comentarios en los reportajes/noticias o responder a su consulta, estando legitimados por su consentimiento expreso. Tiene derecho a Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación de los datos y otros derechos. Para más información visita nuestra Política de Privacidad

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación, obtener información de estadísticas, finalidad comportamental y de publicidad así como compartir nuestro contenido en redes sociales. Necesitamos su consentimiento para instalar nuestras cookies, en su caso puede revocar el mismo o cambiar de preferencias. Para más información sobre las cookies que utilizamos, lea nuestra Política de Cookies Acepto Más configuración

Política de Cookies