- Publicidad -
ActualidadCultura y SociedadOrihuelaPolítica

Orihuela culmina el Itinerario Ciclista Preferente del entorno del Monte San Miguel

La Concejalía de Proyectos Edusi realizará una campaña informativa para informar a la ciudadanía de los nuevos usos y de las normas de movilidad que afectan a las vías incluidas en el proyecto

Orihuela ha culminado la realización del Itinerario Ciclista Preferentes del entorno del Monte San Miguel, el cual forma parte de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integral (Edusi) y cuya realización ha sido cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). El vicealcalde y concejal de Proyectos Edusi, José Aix, ha señalado que esto supone “la protección de las personas que menos contaminan y que, a la vez, se sienten más inseguros, como son los ciclistas”. De este modo, la implantación de la red de ciclocalles supone el uso compartido de la calzada y la reducción de la velocidad máxima permitida en el centro de urbano a los 30 km/h. Para informar a la ciudadanía de estos nuevos usos y de las normas de movilidad que ahora se deben cumplir en las vías que han sido objeto de esta actuación, la Concejalía de Proyectos Edusi ha realizado un video explicativo.

El trazado del itinerario discurre por las calles Espeñetas, Avda de la Constitución, San Francisco, Hospital, Plaza del Carmen, Marqués de Arneva, Capuchinos, Antonio Moreno, Travesía Antonio Moreno-C/Constitución, Entorno C/ Salida al Río, Madre Elisea, Santa Justa, López Pozas, Del Río, Avda. Alcalde Vicente Escudero, Colón, San Agustín, Avda. de España, Calderón de la Barca, Santa Lucía, Ramón Sijé, Alfonso XIII, Pintor Agrasot, Ronda de Santo Domingo, Avda. Doctor García Rogel, CV-870 y Camino de San Antón. Para completar la red de ciclocalles se han utilizado los carriles bici existentes en el Palmeral y en el entorno del centro comercial Ociopía, en los que se ha mejorando la señalización y repavimentado algunos tramos.

Inversión de 537.500 euros

Las obras fueron adjudicadas por la Junta de Gobierno por un importe total de 537.500 euros. En concreto, estas han supuesto la intervención en la intersección entre la CV-90 y la travesía de El Escorratel, donde se han construido 400 metros lineales de carril bici y peatonal que también ha permitido ampliar el número de plazas de aparcamiento disponibles. En segundo lugar, se ha intervenido en la avenida García Rogel, donde se ha reparado el acerado en mal estado, se ha repintado el carril bici y se ha instalado la correspondiente señalización vertical. En tercer lugar, el proyecto ha supuesto la renovación de la calle Ramón Sijé, en la que se ha intervenido sobre 1,2 kilómetros de vía, que ha sido reasfaltada y en la que se han instalado papeleras y plantado árboles. Además, se ha señalizado una ciclocalle de 200 metros mediante la correspondiente señalización vertical y horizontal. En cuarto lugar, la calle Madre Elisea se ha transformado en una calle de un único sentido de circulación y en plataforma única. Además, de reasfaltar la calle, se ha instalado un acerado de granito y diez jardineras y se ha instalado la señalización necesaria para regular los nuevos usos. “Esta era una zona incómoda para transitar en coche e insegura para transitar caminando, especialmente si llevabas un carrito o ibas en silla de ruedas. Y ahora, con esta apuesta por la accesibilidad, por tener un entorno más amable, hemos ganado en seguridad dando un sentido único de la circulación”, ha dicho Aix. De otro lado, la calle Hospital también ha sido reasfaltada, colocando en ella nueva señalización vertical y horizontal. En el resto de calles mencionadas anteriormente, se han señalizado las correspondientes ciclocalles con el fin de conformar el Itinerario Ciclista Preferente del entorno del Monte San Miguel. En este sentido, el vicealcalde ha destacado que la realización de este proyecto ha dado como resultado “una ciudad más cómoda, más amable, más sostenible, más segura y muchos más moderna”.

Asimismo, este proyecto se alinea con el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) cuya versión inicial se aprobó en el pleno ordinario del mes de enero. Este documento, que, a su vez, incluye los objetivos de la Agenda 2030, establece formas de transporte sostenible para reducir el consumo energético al tiempo que se reducen emisiones y se mejora la calidad de vida de los ciudadanos. El PMUS recoge, entre otros aspectos, la reordenación del tráfico rodado y el fomento de medios de transporte alternativos al coche privado. Además, la aprobación del PMUS es un requisito para poder optar a otras convocatorias de subvenciones cuyo objetivo sea la movilidad sostenible y que pueden permitir ampliar redes de transporte sostenibles, como las ciclocalles del Itinerario Ciclista del Monte San Miguel. “El municipio adolecía de esas decisiones previas que ahora sí están contempladas en el PMUS y que deben ser ejecutadas para llegar a ese objetivo de tener una Orihuela en la que los protagonistas sean el peatón y el ciclista”, ha apuntado.

- Publicidad -

Noticias relacionadas

Loli Sánchez Mateos, Armengola 2024: así fue su emotiva recepción

Dánae Rodríguez

Refréscate en las piscinas municipales de la Vega Baja

Dánae Rodríguez

Dona sangre, salva vidas: estos son los puntos de donación en la Vega Baja la próxima semana

Dánae Rodríguez