domingo, 19 mayo 2024
- Publicidad -
Concentración de San Miguel de Salinas frente a las puertas de la Subdelegación del Gobierno en Alicante
Concentración de San Miguel de Salinas frente a las puertas de la Subdelegación del Gobierno en Alicante / Radio Alicante Cadena SER
Cultura y SociedadPolíticaPortadaSan Miguel de Salinas

«El campo no se toca»: San Miguel de Salinas protesta frente a la Subdelegación del Gobierno en Alicante

Más de 200 personas han asistido para exigir la suspensión del proyecto de planta solar para ampliar la desaladora de Torrevieja

Al grito de «El campo no se toca», más de 200 personas, muchas de ellas agricultores, se han dado cita en la Plaza de la Montañeta en la mañana de este martes para exigir que se suspenda en San Miguel de Salinas el proyecto de macroplanta solar que dará cobertura a la desaladora de Torrevieja.

Los manifestantes han insistido en que hay otras alternativas preferibles a la de acabar con miles de árboles y cultivos de esta zona. Por ello, solicitan que el proyecto se suspenda, ahora que está en fase preliminar, sin que llegue a someterse a la evaluación de impacto ambiental.

El alcalde de San Miguel de Salinas, el socialista Juan de Dios Fresneda, pedía que no sea su municipio el que tenga que asumir el «supuesto abaratamiento del coste de energía», de un proyecto que va a ocupar más de 200 hectáreas de suelo. Consideran que hundirá al municipio desde el punto de vista económico, turístico y paisajístico.

Juan de Dios Fresneda, alcalde de San Miguel de Salinas

La planta de Torrevieja, sin la ampliación, consume el 34’6% de la energía de todo el arco Mediterráneo, añaden, y «no queremos que todo eso nos toque a nosotros», se queja desde la Asociación de Vecinos de San Miguel de Salinas, Manuel Gómez, su presidente.

Manuel Gómez, presidente de la Asociación de Vecinos de San Miguel de Salinas

Un proyecto de ACUAMED para producir 120 hm cúbicos de agua para riego

Reiteran que Acuamed, la empresa estatal que gestiona las plantas desalinizadoras de la cuenca mediterránea, «debe licitar para todos, y si hay que bajar la factura debe ser en conjunto».

El proyecto contempla la ocupación de casi 200 hectáreas ampliables de huerta histórica por placas solares para abastecer de electricidad a la desaladora de Torrevieja, que con su ampliación proyectada pasaría de producir 80 hm3/año a 120 hm3/año de agua para riego.

Recuerdan que en estos dos meses de negociaciones que llevan con la empresa y el Ministerio han propuesto alternativas, en la autopista AP7 y en el canal del trasvase, pero se han descartado «porque esta opción es la más económica», lamentan, sin tener en cuenta «el daño al suelo agrario», y que los Fondos europeos con que se va a financiar, dicen, recogen que no deben producirse efectos relevantes sobre los cultivos.

Una protesta que ha sido también apoyada por los vecinos de Tibi, en contra del proyecto en su municipio de una línea de alta tensión, con torres de 50 metros cruzando acuíferos y toda la zona de Maigmó, hasta el término de Mutxamel, recuerdan, que «no resulta nada sostenible».

- Publicidad -

Noticias relacionadas

FOTOGALERÍA | Murales de San Isidro

Rate Bas

Eduardo Navarrate impresiona con una ranchera en Tu cara me suena

Elisa Gil

Nos adentramos en las auroras boreales en Día Mundial de la Astronomía

Elisa Gil

Dejar un comentario