miércoles, 30 noviembre 2022
ActualidadCoxMunicipiosPolítica

OPINION | «Alicante, humillada por los presupuestos de Sánchez»

Artículo de opinión de Andrés Francisco Sáez Ramón, concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Cox

Ni siquiera el humo levantado por los socialistas enmascara la vergüenza de que la provincia sea la de la menor inversión por habitante de España en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Este documento ha vuelto a marginar a la provincia de Alicante. Por desgracia, no hablamos de nada nuevo, pero no por ello debe dejar de mencionarse. La novedad, sin embargo, es que el vaso ya ha rebosado y la paciencia de los alicantinos se ha terminado. Alicante dice ‘basta’ ante la desidia que muestra el Gobierno de España con la provincia.

Por ello, las principales organizaciones empresariales de la Comunidad Valenciana y de Alicante protagonizarán una manifestación el jueves 3 de noviembre, a las 19 horas, en la Plaza de la Muntanyeta, frente a la Subdelegación del Gobierno. La denuncia de la CEV, Cámara de Comercio e Ineca refleja el grito de auxilio de una provincia que ya no puede aguantar más el abandono al que se la somete. Un abandono con doble sello socialista: por un lado, desde la Generalitat y, por otro, desde la Moncloa.

La infrafinanciación de Alicante en los PGE de 2023 es tan flagrante que cuesta pensar que algún responsable de las cuentas no se ruborice ante el siguiente dato: a pesar de ser la quinta provincia de España que más aporta al PIB nacional, Alicante es la que menos dinero recibirá por habitante, con 85,48€ por persona frente a los 283,72€ por habitante de la media nacional. No obstante, ese dato encierra otro hecho aún más escandaloso: la inversión prevista en la provincia para el próximo ejercicio es de 160,8 millones de euros, un 12,3% menos que en 2021. Suma y sigue.

Alicante ha sido humillada por la desidia del Gobierno de Sánchez, que ha hecho oídos sordos a las legítimas reivindicaciones de esta tierra. Moncloa se ha empeñado en vender como “expansivos” estos presupuestos, pero, desde luego, son expansivos para otros y no para los alicantinos, que tienen que ver cómo las inversiones pasan de largo.

«En el aire quedan obras clave en materia de infraestructuras»

En el aire quedan obras clave para el futuro de la provincia, especialmente en materia de infraestructuras. En cuanto al ferrocarril, por ejemplo, es más que necesaria la inversión en nuevos trenes que mejoren la comunicación en el eje ferroviario de cercanías entre Alicante y Murcia, la puesta en funcionamiento de la estación de Cercanías de Callosa – Cox y la necesidad de conectar la Vega Baja y Torrevieja a través del ferrocarril con el aeropuerto (el tan esperado y necesario corredor mediterráneo y puerto seco en el Polígono de la Granadina de San Isidro).

A su vez, también queda mucho por hacer en materia de carreteras. Se echan en falta las inversiones para mejorar la comunicación por carretera entre Orihuela y Torrevieja. Pero, además, es especialmente sangrante la falta de un tercer carril en la Autovía A-7 entre Crevillente y Murcia. Esta inversión mejoraría el tráfico y evitaría los numerosos accidentes de una carretera que se ha convertido, por desgracia, en un punto negro para la circulación. Sin embargo, y a los hechos me remito, mejorar la seguridad de quienes transitan por esta carretera no es una actuación prioritaria para el Gobierno de Sánchez.

Las inversiones que demanda la provincia también afectan particularmente al agua. La desaladora de Torrevieja se ha quedado sin una inversión suficiente y el trasvase es otro de los grandes olvidados de los PGE, ya que incluso las alternativas propuestas se han quedado en papel mojado.

Tampoco están en las previsiones actuaciones para construir infraestructuras que permitan prevenir y paliar los daños de las lluvias torrenciales causadas por las DANA. El Partido Popular presentó enmiendas y aportó propuestas concretas en esta materia, pero quien elaboró estas cuentas en Madrid ha preferido optar por el pasotismo y dar la espalda a cualquier tipo de sugerencia al respecto.

«Estoy dolido por cómo trata el Gobierno central a la Vega Baja del Segura»

Personalmente, como vecino de Cox, pueblo de la Vega Baja que cuenta con un tejido empresarial que necesita de las inversiones que he comentado en infraestructuras para mejorar en competitividad, estoy especialmente dolido por cómo trata el Gobierno central a la Vega Baja del Segura. Los PGE marginan de nuevo a la comarca, a una tierra trabajadora y humilde que merece que se le trate con respeto desde Madrid. La falta de mejoras en ferrocarril, carreteras o la gestión del agua son otra prueba de que la Vega Baja es la gran olvidada dentro de la ya de por sí, ínfima inversión prevista en toda la provincia de Alicante.

La situación es tan escandalosa para toda la provincia que incluso los propios socialistas de la comunidad, acorralados por la tropelía cometida por Madrid sobre Alicante en los PGE, se han apresurado a justificarse. Hemos podido ver cómo la delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Pilar Bernabé, ha sacado un conejo de la chistera, como si fuera Juan Tamariz, anunciando que había más de 75 millones de euros adicionales para la provincia que estaban, por error, contabilizados como inversiones en la demarcación de Valencia. “Tachán, tachán”, que diría el mago.

Alicante ya ha dicho basta. Incluso si este asombroso cúmulo de errores contables se corrige y acaban llegando esos inesperados 75 millones, ya sería demasiado tarde. Los alicantinos ya no queremos más varitas mágicas, más maniobras de última hora, más improvisación. Alicante demanda respeto y consideración y, por ello, pide unos presupuestos que la traten acorde con lo que aporta al resto del Estado.

No hay que “compensar deficiencias” con otros mecanismos, como decía la delegada del Gobierno. Hay que tratar a Alicante de manera digna. Eso pasa por más inversiones y una mejor ejecución del presupuesto. Eso se traduce en que se dejen de proyectos de estudio que se quedan año tras año en humo, y que lleguen las obras que mejoren la calidad de vida de las personas, que atraigan turismo, hagan ampliar el tejido productivo y empresarial de la provincia y, en definitiva, que permitan mejorar la calidad de vida de los vecinos y garanticen un futuro mejor para las generaciones venideras. La receta no pasa por cuentos chinos ni por trucos de magia; pasa por el respeto, la sensatez y, sobre todo, por ponerse manos a la obra para mejorar la vida de las personas.

- Publicidad -

Noticias relacionadas

Dolores y Orihuela se unen al Colegio de Abogados para pedir un Juzgado de lo Social en la Vega Baja

Octavio Asencio

Hernández (PSOE Dolores) responde a Ciudadanos por las retribuciones en las Juntas de Gobierno

Octavio Asencio

Educación homologará los títulos de valenciano tras cada etapa educativa

Elisa Gil

Dejar un comentario

* ONDA COSTA SL y RADIO ORIHUELA SLU como corresponsables del tratamiento de sus datos con la finalidad de gestionar sus comentarios en los reportajes/noticias o responder a su consulta, estando legitimados por su consentimiento expreso. Tiene derecho a Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación de los datos y otros derechos. Para más información visita nuestra Política de Privacidad

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación, obtener información de estadísticas, finalidad comportamental y de publicidad así como compartir nuestro contenido en redes sociales. Necesitamos su consentimiento para instalar nuestras cookies, en su caso puede revocar el mismo o cambiar de preferencias. Para más información sobre las cookies que utilizamos, lea nuestra Política de Cookies Acepto Más configuración

Política de Cookies