viernes, 27 mayo 2022
Actualidad Cultura y Sociedad Hoy por hoy Municipios

«La DANA o las temperaturas extremas nos han demostrado la importancia de mantener el río Segura limpio»

Hablamos con Francisco Mora, presidente de Huergur, con motivo del Día Internacional de la Acción por los Ríos

Este 14 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Acción por los Ríos. En la Vega Baja, el río Segura es el principal valor ambiental de la comarca pero también es lo que nos da riqueza, pues nos aporta sostenibilidad en la agricultura, uno de los sectores más importantes en la provincia. El 50% de la producción agraria total de la provincia se da solo en la comarca de la Vega Baja. El empleo agrario de la provincia es mayor que la suma de casi ocho provincias españolas. «Fijaos el potencial y la riqueza que aporta el río Segura. Sin el río no sería posible, seríamos como otras comarcas que no tienen una llanura aluvial tan fértil y que nos permite una productividad en cítricos, hortalizas y tantos productos. El río Segura contribuye a que la Vega Baja sea de las mayores huertas que existen en toda Europa», hace hincapié Francisco Mora, presidente de HUERGUR, una asociación sin ánimo de lucro para la defensa y conservación de la huerta tradicional de la Vega Baja.

Pregunta: ¿Cuáles son los principales problemas que sufre el río Segura?

Respuesta: El río Segura hasta hace unos años padecía elevados niveles de contaminación pero, a partir de las movilizaciones sociales a finales de los 90 y principios de los 2000, sí que hemos conseguido mejorar las métricas de calidad ambiental del agua. Sin embargo hay otros retos como la enorme cantidad de residuos plásticos que estamos sufriendo en los últimos años, no solo en el río sino también en muchas zonas de recreo, en la montaña, en las playas… En relación al plástico, principalmente, son residuos urbanos: botellas, ropa, refrescos… eso nos tiene que hacer reflexionar sobre el modo en que nos relacionamos con la naturaleza y como nos comportamos con ella contaminándola. Hay otra parte que son residuos agrarios y con esto nos tenemos que plantear por qué no hay un ecoparque agrario en la Vega Baja que permita que los agricultores lleven sus residuos orgánicos a esa zona. Por ejemplo, de todos los municipios de la comarca ni la mitad tienen un punto sigfito para recoger los envases de los productos fitosanitarios. Por lo tanto, es un reflejo de la desidia y el abandono en este sentido.

P: Esos residuos urbanos, ¿aparecen porque las personas los depositamos directamente en el río?

R: En el caso del río es una contaminación puntual y difusa de muchos factores y fuentes. En el caso de las azarbes y acequias sí que hemos detectado en los muestreos que organizamos que en muchas ocasiones se acumulan en aquellas acequias que pasan por algún tramo urbano y al cruzarlo aún existe la mala costumbre de verter todo a la acequia. Algo que a veces se produce también por no tener suficientes contenedores, fruto de una mala gestión en términos urbanos y ahí es donde sí hay un potencial de mejora.

P: Además de los residuos flotantes, ¿hay otros motivos que de una manera u otra contaminen el río?

R: Sí, la contaminación fluvial que afecta a todo el ecosistema viene también por el uso de plaguicidas, de productos químicos no autorizados. En realidad eso cada vez va a menos porque hay más control, pero seguimos teniendo un problema con las depuradoras, es muy habitual que cuando hay un episodio de lluvias torrenciales van acompañados siempre de un episodio de espumas artificiales, olor a detergente y de presencia de peces moribundos o incluso muertos. Lo hemos visto en Orihuela o Rojales. Esto se produce porque las depuradoras reciben todo ese bombeo de agua de las lluvias pero no son capaces de digerirlo y depurarlo. La depuradora colapsa y lo tiene que echar a algún sitio, en la mayoría de los casos es al río segura. Es un problema muy importante y necesitamos soluciones.

«Ni la mitad de poblaciones de la Vega Baja tienen un punto sigfito para recoger los envases de los productos fitosanitarios. Eso refleja la desidia y el abandono por cuidar el río Segura»

P: ¿Qué soluciones se podrían aportar para estos problemas?

R: Desde hace años se viene hablando de un plan de depuración con tratamiento terciario, incluso desalación que permitiría la reutilización del 100% en la agricultura de las 29 depuradoras de la Vega Baja pero, pasan décadas y décadas y no llega. Sería muy importante hacerlo y más ahora que hay sequía, aquí hablaríamos del otro problema que tiene el río que es la sobreexplotación de los recursos pero, también tendríamos que empezar a hacer inversiones. A raíz de la DANA ya se han empezado a realizar: separar las aguas residuales de las pluviales, construir tanques de tormentas… inversiones que permitirían que la capacidad de depuración no se vea colapsada en un episodio de lluvias torrenciales. Evitaría que tuviéramos que echar esa agua sin depurar al río, con la consiguiente aparición de las espumas, los olores y la muerte del ecosistema.

P: Y viendo lo importante y necesarias que son estas actuaciones para la Vega Baja, que además sabemos que es un territorio tan inundable, ¿por qué no se han acometido?

R: Es una pregunta compleja… porque es tan evidente la necesidad de acometer estas obras y, sin embargo, llevamos años y años de desidia y abandono en relación a este tema y muchos otros en relación al río. Pero lo que tenemos que hacer como sociedad, y de eso va el Día Internacional de la Acción por los Ríos, es concienciar a la sociedad civil. En eso tengo que agradecer a Radio Orihuela que tenga esa sensibilidad de la protección del río Segura para concienciar a la ciudadanía y a los ayuntamientos de que tenemos que invertir recursos en regenerar, en recuperar el ciclo de vida del agua. Está bien que nosotros quitemos toda el agua del río para usarla, somos geniales para eso porque drenamos el 100% del agua del río, pero también tenemos que ser eficientes en recuperarla, regenerarla y, a lo mejor, reutilizarla pero, también en devolver una parte al río para que se mantenga vivo y tengamos esa flora, fauna, biodiversidad, ecosistemas que necesitamos y que tantos beneficios ambientales nos proporciona.

P: En este sentido, ¿qué iniciativas lleva a cabo Huergur?

R: Hemos hecho recogidas como otras organizaciones, por ejemplo Mocho Costero, pero luego también hemos puesto en marcha el primer Phytobac de la provincia de Alicante que es un sistema que elimina los efluentes de fitosanitarios. Es un proyecto del que estamos muy orgullosos y por el que hemos recibido algún premio. Un ejemplo de lo que podríamos hacer, y como bien decía José Manuel López Grima, una de las personas que mejor conoce el río, defendía la necesidad de poner en marcha este sistema en cada municipio por el que pasa el río en la Vega Baja, al igual que necesitaríamos y en eso estamos trabajando en desarrollar un punto sigfito en todos los pueblos de la Vega Baja. Así que no riñamos solo al agricultor de cómo tiene que gestionar los residuos sino que le ayudemos para hacérselo más fácil y poner un punto en cada municipio. Soy bastante optimista con el proyecto Vega Renhace porque puede ser una oportunidad para gestionar de forma centralizada de los 27 municipios, servicios que sean beneficiosos para todos. Por ejemplo, la recogida de los plásticos agrícolas que en muchos casos termina en el río o en la naturaleza. Es muy difícil pedirle a cada agricultor, y más con la estructura agraria que tenemos aquí en la Vega Baja de minifundio, de parcelas muy pequeñitas, que gestionen cada uno su plástico. Si hay una gestión centralizada, que seguramente será a un precio más adecuado, pues eso funcionará mejor pero ese servicio no lo podemos ofrecer a día de hoy y en eso estamos trabajando en viabilizar a la agricultura tradicional que durante miles de años ha demostrado ser un sistema sostenible pero hay que ayudarle.

P: Como conclusión, por si todavía no ha quedado claro, ¿por qué es importante cuidar el río, conservarlo y protegerlo? ¿Cuáles son los beneficios de vivir en una zona como esta, con el río Segura?

R: El principal beneficio de mantener el río en un estado fitosanitario, físico aceptable lo hemos visto con la DANA, no le podemos pedir que el río tenga una capacidad de drenaje si no está en condiciones, si no está limpio, con las motas adecuadas. Hay que invertir en el río porque eso nos trae beneficios en cuanto a las inundaciones que es en el caso extremo pero otros beneficios por ejemplo a la biodiversidad, a la depuración del aire, a las aguas que hace que los municipios por donde pasa la temperatura sea mucho más moderada, eso con las temperaturas extremas que tenemos en los últimos años cada día nos vamos a ir dando más cuenta de que o mejoramos el estado del ecosistema del río o vamos a tener problemas mayores en el futuro.

Noticias relacionadas

Detenido presunto autor del hurto en Orihuela de 400 palmeras

Elisa Gil

Más de 4.100 sillas en miniatura en Torrevieja para tratar de lograr un récord Guinness

Octavio Asencio

Emilio Bascuñana: «Nos estamos acostumbrando a escuchar mentiras»

Zaira González

Dejar un comentario

* ONDA COSTA SL y RADIO ORIHUELA SLU como corresponsables del tratamiento de sus datos con la finalidad de gestionar sus comentarios en los reportajes/noticias o responder a su consulta, estando legitimados por su consentimiento expreso. Tiene derecho a Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación de los datos y otros derechos. Para más información visita nuestra Política de Privacidad

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación, obtener información de estadísticas, finalidad comportamental y de publicidad así como compartir nuestro contenido en redes sociales. Necesitamos su consentimiento para instalar nuestras cookies, en su caso puede revocar el mismo o cambiar de preferencias. Para más información sobre las cookies que utilizamos, lea nuestra Política de Cookies Acepto Más configuración

Política de Cookies