domingo, 19 mayo 2024
abrazo amoroso
ActualidadPilar de la HoradadaSucesos

Policía Nacional detiene en la Vega Baja a miembros de un grupo criminal especializado en el «abrazo amoroso»

Los investigadores localizaron uno de los vehículos utilizados para cometer los ilícitos e identificaron a dos de los miembros del clan familiar cerca de Pilar de la Horadada

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal itinerante especializado en la comisión de robos con violencia y hurtos amorosos. Los detenidos cometían este tipo de delitos sobre personas de avanzada edad aprovechándose de distracciones, abrazos u ofrecimientos sexuales para sustraerles las joyas o relojes que portaban.

En total, fueron cuatro las personas detenidas, dos hombres y dos mujeres, de nacionalidad rumana, de entre 28 y 31 años de edad, todos ellos con multitud de antecedentes por hechos similares, los cuales fueron puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción de Orihuela y Murcia, decretándose el ingreso en prisión para dos de los detenidos, siendo uno de ellos el cabecilla de la trama y una de las mujeres detenidas, ambos habían sido dos de los autores del robo que dio origen a la investigación.

Primeras pesquisas

Las primeras pesquisas se iniciaron el pasado mes de enero, cuando los agentes tuvieron conocimiento de un robo con violencia en el que los autores habían empleado la técnica del “abrazo amoroso” para sustraer un reloj de alta gama a un varón de avanzada edad.

En su denuncia la víctima narró a los agentes que mientras se disponía a entrar al garaje de su vivienda se le acercó una mujer joven hasta la ventanilla de su vehículo y le propuso mantener relaciones sexuales. El varón al no conocer de nada a esta mujer y no entender su comportamiento comenzó a alterarse y acto seguido aparecieron dos personas más, un hombre y otra mujer, que tras agarrarle de la muñeca comenzaron a forcejear con él hasta conseguir arrebatarle el reloj que portaba.

Tras la sustracción, las tres personas emprendieron la huida a bordo de un vehículo, siendo perseguidos por la víctima por diversas calles hasta que finalmente los perdió de vista.

Un grupo criminal con una gran movilidad geográfica con un único objetivo, cometer hechos delictivos

Con la información y las características aportadas por parte de la víctima en relación a estas personas, los investigadores localizaron uno de los vehículos utilizados para cometer los ilícitos y tras realizar diversas vigilancias y seguimientos se consiguió primeramente identificar a dos de los miembros del clan familiar que fueron detenidos cerca de Pilar de la Horadada.

Los objetos que buscaban sustraer siempre eran joyas, tanto cadenas de oro con sus colgantes, como relojes de alta gama y de gran valor actuando en pareja, siendo las mujeres las que bajaban de los vehículos para cometer los hechos delictivos en primera persona mientras los hombres permanecían a la espera en el interior de los vehículos para facilitar una huida rápida tras la comisión del robo o incluso colaboraban en caso de que la víctima se percatara de la sustracción, no dudando en utilizar la violencia sobre ellos con el fin de apoderarse de los objetos de valor.

Avanzada la investigación, los agentes averiguaron que los integrantes del clan familiar alquilaban viviendas alejadas del casco urbano para pasar desapercibidos, desde las cuales se desplazaban a localidades cercanas para buscar potenciales víctimas, siempre personas de avanzada edad, realizando las reservas de los alojamientos a nombre de otras personas que no tenían antecedentes policiales para así no ser detectados por la policía.

Los efectos sustraídos se trataban de joyas y relojes de gran valor

En cuanto a los desplazamientos, los realizaban en vehículos que adquirían utilizando documentación de terceras personas que no tenían relación alguna con ellos, incluso nombres de personas ya fallecidas, cambiando de vehículo con gran frecuencia para así dificultar la labor policial. Sobre los efectos sustraídos, se trataban de joyas y relojes de gran valor, que tras sustraerlas, otros miembros de la organización las vendían a receptadores con los que tenían contacto, para así no ser detectadas en el mercado legal.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Delincuencia Especializada de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Alicante, participando y apoyando en el traslado de los detenidos, agentes de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Policía Nacional de Orihuela y de la Jefatura Superior de Murcia.

La Policía Nacional aconseja desconfiar de todas aquellas personas desconocidas que se nos acerquen demasiado y que, utilizando cualquier pretexto, nos agarren de un modo demasiado amigable, puesto que podríamos estar siendo víctimas de un delito de hurto en cualquiera de las modalidades hoy conocidas como es el hurto cariñoso.

- Publicidad -

Noticias relacionadas

Dos investigados tras ser sorprendidos tratando de robar 250 kilogramos de cítricos en Rojales

Elisa Gil

Nos adentramos en las auroras boreales en Día Mundial de la Astronomía

Elisa Gil

Prisión preventiva para tres de los jóvenes acusados de matar a un camionero de Almoradí en Bélgica

Elisa Gil